El 8 de octubre de 1981, en una conversación con la delegación de eruditos de India, el gran Líder Kim Il Sung dijo que los periodistas de varios países que visitan a Corea le preguntaban cómo los coreanos pueden vivir feliz y largo y si podían interpretar que el secreto de la longevidad está en la alimentación de insam (ginseng) y les respondía que tenemos el medicamento mejor, que es la idea Juche.

Explicó que en Corea las masas trabajadoras se hacen dueñas de todo y toman la idea Juche como su convicción, porque saben muy bien que cuando luchen siguiendo el camino indicado por la idea Juche vienen la victoria y la felicidad.

Los extranjeros suelen preguntarme cómo se pueden disfrutar todos los coreanos de una vida feliz sin ninguna preocupación, precisó y aclaró que les contestaba que lo es posible cuando las masas populares se hacen dueñas del país y demuestren plenamente la independencia y el espíritu creador.